Bueno, pues ya se vislumbra el final del verano. Yo, por mi parte, estoy deseando volver a la rutina. No, no estoy loco. El día a día, después de las vacaciones, también tiene su punto. Sigue mis consejos y verás como la vuelta puede ser muy placentera. Pla-cen-te-ra. Esa es la palabra, con todas sus sílabas.

La mayoría de las veces nos quejamos por vicio (pero por vicio es mejor hacer otras cosas). Hay quien se echa a llorar el primer día que suena el despertador. Como si tuviera cinco años. Mamá no quiero ir al cole. Por el amor de Dios, que ya somos talluditos. Haz el favor de desayunar como un marqués, pegarte un duchazo cantando ópera, vestirte para conquistar el mundo y sentir que la vida, a pesar de los pesares, fluye con alegría.

Atrévete a romper los esquemas: septiembre es el momento ideal para empezar de cero… Y con las relaciones y el sexo, también: en esta época apetece probar cosas nuevas. ¿Aceites de masaje? Mmmmmm… Hazle un corte de mangas al estrés post-vacacional. Yo suelo recomendar un buen Tokket de aceite de masaje natural enriquecido con aceites de almendras, pepita de uva, argán y zanahoria. Porque, recuerda, la palabra clave para esta temporada es pla-cen-te-ra.

Y, en estos días que se aproximan, oye, por las mañanas… ¿A quién no le sienta bien la sabatina o la colcha por encima? Qué gusto, por Dios. Y si encima, cuando despiertas, tu pareja está dispuesta a dártelo todo… ¿Qué más puedes pedir? ¿Un extra de lubricación, quizás? A esas horas tempranas a todos nos viene de lujo. Un Tokket de Lubricante Base Acuosa favorecerá (y mucho) nuestra lubricación natural. Verás lo que es placer del bueno. Irás a la oficina canturreando, te lo digo por experiencia.

No merecemos menos. Y ahora, por último, mi consejo post-vacacional favorito. Un truquillo que, tarde o temprano, será un secreto a voces. Apúntatelo bien. Si lo que quieres es arrasar en tu vuelta de vacaciones, prueba el Tokket de gel de atracción natural. Ojo. Activa las feromonas masculinas, aumentando notablemente la atracción de las mujeres por los hombres. Así que cuidado contigo esta temporada. Ni te vas a acordar del verano, ni de la playa, ni falta que te hace.

Lo mejor está por llegar. Y todo gracias a cuatro sílabas. Porque cuando la rutina es pla-cen-te-ra, es menos rutina.

Y tú, respecto a placer, ¿estás de vuelta de todo?

Feliz rutina.