“Manta y peli”. Cuando nos proponen un plan con estas palabras, sabemos lo que hay. Sin embargo, a veces, la película o la serie es tan buena que nuestra pareja termina viéndola de verdad. Qué falta de respeto. El plan era otro. La película era lo de menos, que pareces nuevo.

Así que, para evitar malentendidos, te dejo aquí una lista audiovisual perfecta para que tu pareja te asalte bajo la manta. Luces, cámara y acción (pero de la buena). Toma nota:

  1. Cincuenta sombras de Grey

Claro. No podríamos empezar de otra manera. Es un clásico. Y el mejor antídoto contra el “me duele la cabeza”. No importa si ya la has visto muchas veces. El sexo también lo has practicado antes y bien que te gusta repetir.

  1. Mr. and Mrs. Simith

Todo bien hasta que Brad y Angelina pierden los papeles en una escena de sexo salvaje. Advertencia: para ver la peli, si tienes pareja, más te vale centrarte en ella. Como sabes, fue durante este rodaje cuando Pitt, caliente perdido, dejó a Aniston.

  1. Y tú mamá también

No te tomes al pie de la letra el título o tendréis un problema serio en vuestra relación. Gael García Bernal y Diego Luna se las ven y se las desean (sobre todo lo último) con Maribel Verdú. Caliente, caliente. Si hacéis palomitas, mejor tomadlas rápido: lo más seguro es que, a mitad de película, la tele esté ya de fondo.

  1. Jennifer´s Body

Megan Fox y Amanda Seyfried son dos actrices como la copa de un pino. Y, además, dos mujeres empeñadas en mejorar la vida sexual de la población. Mirad, en pareja, una de sus escenas lésbicas. Ya me contaréis cuando os recuperéis del lote que os vais a dar.

  1. Birdemic 2: The Resurrection

La película es mala. Mala, mala, mala. Mala con ganas. Para que nos vamos a engañar. Y sin contenido erótico ninguno. Pero ahí está la gracia: diez o quince minutos de bodrio bastarán para que tu pareja y tú mejoréis, en el sofá, las escenas de la pantalla. Y ya que estáis… ¿Por qué no os grabáis para veros más tarde? ¡Eso sí que serán escenas calientes!

En otoño los días son más cortos, pero que no se te hagan más largos. No hay plan más placentero que manta y peli. Te he dejado unos ejemplos. Pero lo importante, sin duda, es ponerle picante al guión de tus relaciones. ¡Y a disfrutar!

XXX